La freidora doméstica es un utensilio de cocina eléctrico diseñado para freír alimentos en poco tiempo sin dejarlos empapados de aceite, esto es bueno para el nivel de vida actual y para nuestra salud.

Hace unos años eran pocas las casas con una freidora, ya que los precios eran mucho más elevados pero hoy en día existen diversos modelos de freidoras desde equipos industriales hasta simples equipos domésticos a un precio muy bueno y no es raro ver una en cada casa.

Las freidoras domésticas suelen ser equipos pequeños y de bajo consumo que se adaptan con facilidad al día a día de un hogar.

Con estas freidoras se puede freír cualquier tipo de comida, pero lo más utilizado en España serían las patatas fritas, croquetas…

Ventajas de utilizar una freidora en casa

Comprar una freidora barata es una buena inversión por múltiples motivos, pero veamos cuales son los dos principales que hacen de ella la compra perfecta:

Bajo consumo de Aceite

A todo cocinero le ha podido quedar un plato de patatas fritas pringosas y llenas de aceite, eso no es bueno ya que enturbia el sabor y no es bueno para el cuerpo.

Sin duda el utilizar este artefacto permite que las comidas no se sobre carguen de aceite, ya que las freidoras tienen la capacidad de calentar a ciertos grados de temperatura lo cual permite que la comida no pase tanto tiempo bajo el aceite y por ende se quede menos aceite.

Tiempo

En comparación con una cocina las freidoras tardan un 60% menos en freír una comida, lo cual permite que tales alimentos contengan bajos niveles de aceite y estén listos en un tiempo promedio de 2 minutos.

Compara lo que tardas en preparar un plato en una cocina normal, el promedio es de 4 a 6 minutos.

Otro detalle menor pero también interesante es que algunas de las freidoras actuales poseen cronometro lo cual es ideal para temporizar la cocción de cada comida.

Usos y cuidados de una freidora domestica

Las freidoras domesticas suelen utilizarse para freír cualquier tipo de alimentos ya que se puede graduar la temperatura, el tiempo de fritura y la cocción de cada alimento.

Este artefacto eléctrico permite que los alimentos queden con una textura crujiente y deliciosa.

La temperatura óptima para freír cualquier tipo de alimento debe estar entre 160 º C y 180 º C, esta temperatura no debe ser mayor ya que el aceite a temperaturas mayores suele descomponerse y además puedes ocasionar un accidente.

Los alimentos que se vayan a freír deben estar completamente secos, ya que si poseen humedad hay riesgo de ocasionar un incendio, por lo tanto es recomendable que la comida esté completamente seca.

Ten en cuenta que no todos los alimentos se pueden freír en una freidora: en el caso del pescado suele dejar su esencia y sabor en el aceite, por lo tanto al momento de freír otro alimento en ese aceite le traspasará el sabor singular del pescado.

Nunca cometas el error de mezclar el aceite viejo con aceite nuevo, esto solo dañara el aceite recién vertido y además dejara en sabor desagradable en la comida.

Las freidoras domesticas deben mantener un cuidado y una limpieza estricta ya que así se alargara la vida útil de tal artefacto.

 

 

 

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Average rating:  
 0 reviews